Aspen 2017

El pasado domingo 2 de abril partió desde Bariloche con rumbo a Aspen un nuevo grupo de intercambio compuesto por uince chicos, cinco alumnos del Colegio Woodville, cinco del Colegio Primo Capraro y cinco alumnos nuestros; todos ellos cursando el 2do año del Nivel Secundario. Este viaje es propuesto por el Comité de Ciudades Hermanas al cual pertenecen ambas ciudades y que lo viene realizando hace ya más de quince años.

Ver Fotos

Los alumnos de los tres colegios fueron acompañados por Mauro Cavagnola, Coordinador de Deportes del Woodville y Marian Domecq, Coordinadora de inglés del San Patricio. 
Después de dos escalas (Bs As y Houston) llegaron a Aspen el lunes a media tarde. Fueron recibidos por las familias que hospedarían a los alumnos en sus casas y por el Comité, con gran entusiasmo y mucho cariño.


Durante las siguientes semanas, tanto los alumnos como sus “chaperones” pudieron visitar los diferentes colegios (públicos y privado) y participar de distintas actividades. Entre ellas, tuvieron que cantar junto con los alumnos de sala de 5, leer cuentos o escucharlos, exponer frente a grupos de primaria una presentación que habían armado sobre Bariloche, su cultura, sus comidas, sus atractivos naturales y deportes que se practican.
También visitaron Smuggler Mine, una mina de plata con gran historia en relación a los inicios de Aspen; Glenwood Springs, donde visitaron cavernas dentro de una montaña a la que se accede por una góndola; la casa de Jerome Wheeler, fundador de Aspen y el museo de arte contemporáneo.
Tuvieron oportunidad de cocinar en el Aspen Cooking School y preparar una variedad de platos junto a sus amigos aspeninos para después compartir con las familias y también trabajaron junto a una profesora de plástica en el Red Brick Centre for the Arts donde cada uno pintó su propio cuadro.
Tanto las familias que alojaron a los chicos como todos los integrantes del comité de Ciudades Hermanas y la población de Aspen en general brindaron toda su hospitalidad, fueron muy atentos y considerados con las necesidades de cada uno.
El viernes 14 el grupo se despidió de sus nuevos amigos entre llantos y muchos abrazos pero con la satisfacción de haber podido compartir un intercambio cultural muy fuerte y con la ilusión de saber que en octubre del corriente año, estos mismos chicos que alojaron a nuestros alumnos, vendrán a Bariloche para compartir un programa de características similares y así concluir este intercambio.